ATENCIÓN AL CLIENTE

(+34) 976 233 383

Llámenos y concierte una cita
o envíenos un email
y le llamaremos

PRIMERA CONSULTA
¡ GRATUÍTA !
ES | ENG | ITA | FRA | ROM
Noticias
Pajares y Asociados Abogados

NOTICIAS de Interés General

¿Puedo demandar a mi empresa si me aburro en el trabajo?

Publicado el 3/2/2017

Aunque el Estatuto de los Trabajadores no determina si una persona puede exigir no aburrirse en su trabajo, las empresas son responsables de evitar las posibles consecuencias de tareas monótonas.

Cobrar 3.500 euros al mes por no hacer nada no es la última promoción del sueldo para toda la vida de Nescafé, sino la "pesadilla", según sus propias palabras, que vivió un francés que demandó hace unos meses a su exempresa por aburrirse en el trabajo.

Frédérick Desnard exigía así ante los tribunales parisinos una indemnización de 360.000 euros. La razón que esgrimía es que no desempeñar unas tareas interesantes le había provocado serios problemas de salud. Su abogado incluso afirmó que su defendido llegó a sufrir "un agotamiento moral por la falta total de carga laboral", lo que le produjo "un sentimiento de culpa debido a que recibía un sueldo por no hacer nada".

Pero, ¿tiene una persona derecho a exigir a su jefe un trabajo interesante? Si alguien ya está pensando en ir corriendo a los tribunales por pasarse las horas muertas en el tajo, debería saber que la normativa española no considera que divertirse, motivarse o sentirse pleno en la faceta profesional sean cuestiones imprescindibles. Tanto es así, que el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores sólo indica que "los trabajadores tienen derecho a la ocupación efectiva". Si ésta es entretenida o no, ya es otro asunto.

Prevención de riesgos

Desnard achacó que la falta de carga de trabajo y las tareas anodinas le habían provocado una depresión. En este sentido, José Prieto, socio del departamento de laboral de Baker & McKenzie en Madrid, explica que la única opción de éxito que podría tener el galo en su demanda es conseguir demostrar la relación directa entre esta enfermedad y las horas de aburrimiento que pasaba en el trabajo.

Y es que "si una determinada tarea puede provocar depresión o estrés, la empresa está en la obligación de velar por la salud del trabajador, por lo que debe introducir las medidas necesarias para evitar esta situación", confirma José Prieto, quien insiste en que todas las compañías tienen una responsabilidad exigible por parte del trabajador respecto a la prevención de posibles riesgos laborales.

El Estatuto de los Trabajadores sí es más claro en este asunto. Su artículo 36 indica que "el empresario que organice el trabajo [...] deberá tener en cuenta el principio general de adaptación del trabajo a la persona, especialmente de cara a atenuar el trabajo monótono y repetitivo en función del tipo de actividad y de las exigencias en materia de seguridad y salud de los trabajadores". Así, podría introducir más pausas en la jornada laboral con el objetivo de que, durante ellas, el empleado pueda romper esa monotonía y evite, en principio, problemas físicos, aunque también podría ser positivo ante posibles enfermedades mentales gracias a los minutos de desconexión.

'Mobbing'

Sin embargo, una posible demanda por bore out -un juego de palabras que hizo el demandante francés con el famoso síndrome burn out en el exceso de trabajo puede provocar estrés o ansiedad- no puede confundirse con un caso de mobbing, en el que el jefe empieza a degradar al empleado con tareas muy por debajo de las que venía realizando y para las que había sido contratado.

Pero, "si una persona ha entrado en un trabajo que podría denominarse aburrido y no han cambiado sus circunstancias, el empleado no puede exigir nada porque conocía las condiciones desde el inicio y la relación laboral se mantiene", apunta el socio de Baker & McKenzie.

Ver noticia completa

© Pajares & Asociados -
C/ Paseo Independencia 21, 1º Centro, 50001, Zaragoza, España -
(+34) 976 233 383 - info@pajaresyasociados.com
USO DE COOKIES

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad: PAJARES & ASOCIADOS ABOGADOS DESDE 1958, SL

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en tu ordenador, “smartphone” o tableta cada vez que visitas nuestra página web.

Algunas cookies son nuestras y otras pertenecen a empresas externas que prestan servicios para nuestra página web.

Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto. Por tanto, son las únicas cookies que estarán activas si solo pulsas el botón ACEPTAR.

El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Todas ellas las tenemos desactivadas por defecto, pero puedes activarlas en nuestro apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES: toma el control y disfruta de una navegación personalizada en nuestra página, con un paso tan sencillo y rápido como la marcación de las casillas que tú quieras.

Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.

ACEPTAR | RECHAZAR | CONFIGURACIÓN DE COOKIES

X Cerrar