ATENCIÓN AL CLIENTE

(+34) 976 233 383

Llámenos y concierte una cita
o envíenos un email
y le llamaremos

PRIMERA CONSULTA
¡ GRATUÍTA !
ES | ENG | ITA | FRA | ROM
Noticias
Pajares y Asociados Abogados

NOTICIAS Newsletter

Deducción en el Impuesto de Sociedades de las retribuciones de administradores y consejeros: criterios a seguir

Publicado el 12/5/2009

La polémica se ha generado tras la publicación el pasado mes de febrero de las dos sentencias dictadas por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo el día 13 de noviembre de 2008 y en las que se enjuician los requisitos que deben cumplir las remuneraciones hechas a consejeros y administradores de las sociedades anónimas para que puedan computarse como gasto fiscalmente deducible.

 

En dichas sentencias, entre otros, se enjuiciaba sí debía considerarse como gasto deducible en el Impuesto de Sociedades la remuneración hecha a los miembros del Consejo de Administración, siendo la normativa entonces aplicable la Ley 61/1978 de 27 de diciembre del Impuesto sobre Sociedades. Normativa vigente al momento de los hechos enjuiciados que determinó que la Sala, bajo la ponencia de Ángel Aguallo Avilés en ambas Sentencias (recursos 257872004 y 3991/2004), determinara que sólo se podrá considerar como gasto fiscalmente deducible la remuneración a consejeros y administradores cuando estando ésta fijada en los estatutos de la sociedad (requisito sine quanon) su determinación se haya realizado con certeza, esto es, cuando:

 

a) se haya fijado en los estatutos el concreto sistema retributivo, esto es si se opta por un sistema variable, fijo o por un sistema mixto que combine los dos, no siendo suficiente que se recojan los distintos sistemas,

b) si se ha optado por un sistema variable y se concrete en una participación en los beneficios sociales –opción que insistimos debe contenerse en los estatutos- deberá establecerse el porcentaje concreto sin que baste establecer un límite máximo de participación;

c) si el sistema elegido es una retribución o asignación fija debe establecerse el quantum concreto de la remuneración o, al menos, los criterios que permitan determinar perfectamente, sin ningún margen de discrecionalidad su cuantía.

 

Requisitos que deben considerarse doctrina jurisprudencial al haber sido recogidos en dos sentencias dimanadas del Tribunal Supremo, y que generaron tal alarma en los medios empresariales de toda España al haberse fijado siguiendo criterios puramente formalistas, que determinó que expresamente se consultara a la Dirección General de Tributos sobre si dicha doctrina  resulta aplicable a la luz de la actual normativa recogida en el texto refundido de la Ley del impuesto sobre Sociedades (en adelante TRLIS) aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004 de 5 de marzo.

 

La consulta realizada a la Dirección General de Tributos tuvo como respuesta el informe emitido por su Director en fecha 12 de marzo de 2009 y en el que se establecen las siguientes premisas:

 

a) De conformidad con el TRLIS un gasto puede ser considerado deducible en este impuesto cuando:

a.     Tenga la calificación de gasto a efectos contables

b.     Este contabilizado como tal en resultados

c.     No se considere un donativo o liberalidad

b) Estos requisitos recogidos en el TRLIS determinan que, a diferencia de lo que dispuesto por la Ley 61/1978, un gasto será deducible fiscalmente cuando esté correlacionado con los ingresos y siempre que no tenga la consideración de liberalidad, pudiendo por tanto incluirse gastos meramente “convenientes” y no necesarios, ya que al ampliarse el concepto de “gasto necesario” resultara deducible un gasto no sólo por ser obligatorio sino por el mero hecho de estar correlacionado con los ingresos y no constituir una liberalidad.

 

 

Premisas dimanadas de la legalidad fiscal vigente que hace al Director General de Tributos alcanzar las siguientes conclusiones en torno a la consulta realizada:

 

-El TRLIS regula de forma más flexible que la Ley 61/1978 la materia sobre la deducibilidad de gastos, en la medida en que se admite la deducción fiscal de gastos que, si bien no son obligatorios jurídicamente para la entidad, sin embargos, están correlacionados con los ingresos y no tengan la consideración de liberalidad.

-Las retribuciones de los administradores se consideran un gasto realizado para la obtención de ingresos de la entidad, cuestión que  no ha sido puesta en duda, ni por las Sentencia de  Tribunal Supremo señaladas de 13 de noviembre de 2008, ni por ninguna otra sentencia y no tienen la consideración de liberalidad.

-De conformidad con lo anterior, si los estatutos de la sociedad, sea limitada o anónima, recogen el carácter remuneratorio del cargo de administrador, aun cuando no se cumplen los requisitos de certeza que han establecido las Sentencias del Tribunal Supremo en cuestión en aplicación de la Ley 61/1978 para que dicho gasto tenga la consideración de “obligatorio” y “necesario” sí que tendrán la consideración de gasto fiscalmente deducible de acuerdo con la regulación vigente del TRLIS, dado que representan un gasto contable, están registrados en los resultados de la sociedad, no representan una liberalidad y el TRLIS no establece particularidad específica alguna sobre las condiciones que deben cumplir estos gastos contables.

Conclusión alcanzada por la Dirección General de Tributos que veda, en principio, cualquier controversia que pueda dimanar de la doctrina establecida por el Tribunal Supremo en las sentencias comentadas, pues cuando el hecho enjuiciado este bajo el actual paraguas normativo sólo habrá que aplicar la legalidad vigente (TRLIS) bastando por ello para que la remuneración al Consejo de Administración pueda ser computada como gasto fiscalmente deducible en el impuesto de sociedades que se trate de un gasto correlacionado con los ingresos y no tenga la consideración de liberalidad, siendo, en definitiva, actualmente el concepto de "gasto necesario" más amplio de lo que fue con la anterior redacción de la ley del Impuesto que ha dado lugar a las sentencias comentadas.

 

En definitiva, bajo la actual normativa fiscal, será gasto deducible aquel gasto correlacionado con los ingresos y que no tenga la calificación de liberalidad.

 

Departamento Derecho Tributario

PAJARES&ASOCIADOS ABOGADOS DESDE 1958 S.L.

 

Descargar fichero adjunto

© Pajares & Asociados -
C/ Paseo Independencia 21, 1º Centro, 50001, Zaragoza, España -
(+34) 976 233 383 - info@pajaresyasociados.com
USO DE COOKIES

Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR | RECHAZAR

X Cerrar